Espanja РYlin taso РTekstin Ymmärtäminen

Espanja РYlin taso РTekstin ymmärtäminen

  • Vastaa kaikkiin kysymyksiin. V√§√§rist√§ vastauksista ei rangaista.
  • Monivalinta- ja oikein-v√§√§rin-teht√§viss√§ vain¬†yksi¬†vaihtoehto/v√§itt√§m√§ on oikein.
  • Monivalinta- ja oikein-v√§√§rin-teht√§v√§t vastataan erilliselle vastauslomakkeelle (ks. t√§ytt√∂ohje).
    Huom! Vain vastauslomakkeelle merkityt vastaukset otetaan arvioinnissa huomioon.
  • Avointen kysymysten vastaukset kirjoitetaan teht√§v√§vihkoon. Kirjoita selke√§ll√§ k√§sialalla.

Lue lisää tekstin ymmärtämisen osakokeesta täältä.

 

Monivalintatehtävä:


Tehtävä X. Uutinen                                                         

Lue uutinen ja siihen liittyvät kysymykset. Valitse oikea vaihtoehto (A, B tai C).
M1. Mikä on uutisen keskeisin sisältö?
M2. Mikä on vaikeuttanut tilannetta Kuubassa?

Castro se blinda
 
En ca√≠da libre desde el fin del bloque socialista en la Europa del Este, este sector ha visto c√≥mo descend√≠a tanto el volumen de las exportaciones como el precio de la ca√Īa, un declive que llevar√° a la reducci√≥n del √°rea de cultivo de ca√Īa en m√°s de un 60 por ciento. Como respuesta ante la recesi√≥n econ√≥mica, Cuba reducir√° este oto√Īo las importaciones de combustible para la producci√≥n de electricidad. La isla s√≥lo produce el 45 por ciento del crudo que necesita y cada d√≥lar que sube el precio del crudo en el mercado mundial, le cuesta a la isla caribe√Īa unos 50 millones de d√≥lares. Una situaci√≥n empeorada por las restricciones de petr√≥leo procedente de Venezuela desde el fallido golpe de Estado contra el presidente Hugo Ch√°vez. Adem√°s, como consecuencia de la crisis, desde el pasado mes de junio se han modificado los precios en las tiendas en divisas, aunque seg√ļn el Ministerio de Econom√≠a y Planificaci√≥n, s√≥lo suben los precios de ‚Äúproductos que no son de primera necesidad‚ÄĚ y ‚Äúla Revoluci√≥n mantiene fijos los precios de la canasta b√°sica familiar‚ÄĚ.
 
Cambio


 

Rätt-fel uppgift:


Uppgift X. Artikel
Läs artikeln och påståendena som anknyter till den. Sätt ett kryss (x) vid A, om ett påstående är riktigt, och vid B, om det är oriktigt.
M1. Napoleon var den första som erövrade ön Perejil.
M2. På 1800-talet övertog engelsmännen ön med Marockos samtycke.
M3. Spanien misslyckades med att ockupera ön på 1800-talet.
M4. England skulle ha avstått från Perejil i utbyte mot Gibraltar.
M5. Marockanerna förstörde de råmärken som spanjorerna hade rest på ön på 1800-talet.

LA OCUPACI√ďN DEL ISLOTE PEREJIL
 
¬ŅA qui√©n pertenece la isla? Para unos, sin duda, a Espa√Īa; para otros la cosa no est√° tan clara, y por ello vamos a hacer un breve repaso hist√≥rico. Lo primero de todo, de los autores de los siglos XIX y XX que han dedicado obras al tema de Marruecos, son muy pocos los que hacen referencia a la isla del¬† Perejil. En el curso de la guerra franco-brit√°nica, siendo todav√≠a Espa√Īa aliada de Napole√≥n, Inglaterra la ocup√≥, temporalmente, en 1808 con el objeto de ejercer presi√≥n sobre Ceuta, que tambi√©n que sometida a bloqueo naval por los ingleses. La Gazeta de Madrid daba as√≠ cuenta del hecho: ‚ÄėEl 28 de marzo, un destacamento de 300 hombres de la guarnici√≥n de Gibraltar se posesion√≥ de la isla del Perejil, que pertenece al emperador de Marruecos…‚Äô (Carlos Posac Mon, El preludio de la guerra de independencia en el √°rea gibraltare√Īa, Cuadernos del Archivo Municipal de Ceuta, 1997). Inglaterra, que la hab√≠a ocupado con el benepl√°cito del sult√°n, a quien hab√≠a pedido previamente permiso, s√≥lo se retir√≥ cuando le vino en gana, pese a las protestas de Espa√Īa, que tambi√©n ambicionaba posesionarse de ella. En el siglo XIX hubo diversos intentos fallidos de ocupaci√≥n del islote por Espa√Īa. Tras la ocupaci√≥n de las islas Chafarinas en 1848, durante el Gobierno del general Narv√°es, Espa√Īa proyect√≥ apoderarse de la isla del Perejil, pero choc√≥ con la oposici√≥n de Inglaterra. En su obra La cuesti√≥n de Marruecos desde el punto de vista espa√Īol (1905), Gabriel Maura Gamazo nos dice a este respecto: ‚Äė…no conseguimos por la hostilidad de Inglaterra adquirir tambi√©n la isla del Perejil. Este suceso debi√≥ servirnos de lecci√≥n; no podr√≠amos lograr nada en Marruecos mientras no garantiz√°semos a Inglaterra la neutralidad del estrecho de Gibraltar, o por lo menos nuestra neutralidad en el Estrecho respecto de ella‚Äô. De nuevo hubo en 1887 otro intento fallido de ocupaci√≥n de la isla por Espa√Īa, al que el marqu√©s de Mulhac√©n (Pol√≠tica Mediterr√°nea de Espa√Īa 1704-1951, Madrid, 1952) se refiere como al ‚Äėdesgraciado incidente de la isla del Perejil‚Äô.
 
Oposici√≥n, pues, de Inglaterra, por un lado, a la ocupaci√≥n del islote por Espa√Īa, pero tambi√©n, por otro, de los propios marroqu√≠es, como indica en otro lugar de la misma obra Gabriel Maura en relaci√≥n con el intento fallido de 1887: ‚ÄôUna comisi√≥n espa√Īola realiz√≥ en la isla del Perejil trabajos encaminados a la construcci√≥n de un faro, amojonando el terreno que a tal objeto se destin√≥ con estacas, en que se ve√≠an los colores nacionales; enterados los moros de T√°nger, desbarataron nuestra obra, derribando las estacas. La prensa espa√Īola, que no tuvo nunca tacto para tratar las cuestiones internacionales, elev√≥ el incidente a la categor√≠a de agresi√≥n a nuestro honor, partiendo del hecho falso, pero que el p√ļblico acept√≥ como indiscutible, que la isla era propiedad espa√Īola‚Äô.
 
El País


Avoimet kysymykset:


Tehtävä X. Haastattelu

Lue haastattelu ja siihen liittyvät kysymykset. Vastaa kysymyksiin suomeksi.
A1. Miten haastateltava määrittelee älykön?
A2. Miksi myös terästyöläinen voi haastateltavan mukaan olla älykkö?
A3. Miksi valta-asemassa oleva älykkö voi olla vaarallinen? (2 asiaa)
A4. Miksi erehtyminen on päättäjille niin vaikeaa?
A5. Millainen on haastateltavan mukaan älykön suhde valtaan?

Los intelectuales ¬ŅCr√≠ticos o servidores del poder?
-¬ŅC√≥mo defines a un intelectual?
 
– Desde cierta perspectiva, un intelectual es simplemente toda persona que usa su cerebro. Todo el mundo usa su cerebro, por supuesto, pero, m√°s all√° de ese uso necesario para la supervivencia, hay actividades que se refieren a la opini√≥n p√ļblica, a asuntos de inter√©s general. Yo no llamar√≠a intelectual a alguien que traduce un manuscrito griego, porque hace un trabajo b√°sicamente mec√°nico. Hay quiz√°s pocos profesores que puedan llamarse verdaderamente intelectuales. Por otra parte, un trabajador del acero que es organizador sindical y se preocupa por los asuntos internacionales puede muy bien ser un intelectual. Es decir, la condici√≥n de intelectual no es el correlato de una profesi√≥n determinada. Hay alguna relaci√≥n entre gozar de ciertos privilegios y tener posibilidades de actuar como un intelectual. No es una relaci√≥n muy fuerte, porque mucha gente privilegiada no hace nada que pueda considerar de m√©rito intelectual y, por otra parte, mucha gente sin privilegios es muy creativa, reflexiva y de amplios conocimientos.
 
– ¬ŅLos intelectuales en el poder son peligrosos?
 
– Cuando los intelectuales p√ļblicos y acad√©micos se congregaron en Washington con Kennedy, extremadamente entusiastas y orgullosos de s√≠ mismos, mi visi√≥n fue que eso iba a ser un desastre total, porque la lecci√≥n hist√≥rica respectiva es muy clara. Ese tipo de gente es muy arrogante. Creen saberlo todo y son muy peligrosos cuando se acercan al poder. Las razones son obvias. Si cometen un error, tienen un serio problema, porque s√≥lo se les ha dado un puesto en el poder por su supuesta inteligencia y su competencia. Entonces ¬Ņc√≥mo pueden cometer un error? Por eso, tienden a perseverar en sus errores, en insistir en que ellos ten√≠an raz√≥n. En los intelectuales hay una tendencia casi natural a ser muy r√≠gidos; no s√≥lo son arrogantes sino tambi√©n doctrinaristas.
 
– ¬ŅLos est√°ndares morales de un intelectual deben ser m√°s altos que los de una persona com√ļn, porque tiene m√°s acceso al poder?
 
РCuantos mayores sean tus privilegios y autoridad, mayor será tu responsabilidad moral, porque las consecuencias predecibles de tus actos serán también mayores. En la medida en que la gente que se dice intelectual, séalo o no, sea capaz de influir y decidir sobre condiciones que determinan los acontecimientos reales, en esa medida, su responsabilidad crecerá.
 
El Universa y La Nación